Loading...

Google+ Followers

jueves, 15 de abril de 2010

Barranco se destruye en manos de la corrupción

La corrupción urbanística se paga con la cárcel en otros países. A mayor nivel de desarrollo, mayor respeto por el patrimonio urbano. Lo que sucede en Barranco, por culpa del alcalde Antonio Mezarina, no tiene nombre. Se pretende construir en los acantilados, al final del Paseo Saenz Peña.
Esta obra es perniciosa e ilegal desde cualquier punto de vista. Los acantilados en Barranco están protegidos por ley por organizaciones como el Instituto Nacional de Cultura. Si se está construyendo en ellos, hay que decirlo, es por grosera corrupción, en la cual estaría involucrado el alcalde Mezarina, algunos de sus funcionarios, el propio INC y la Municipalidad de Lima. Es prioritario investigar.
No se puede permitir que las ansias irracionales de empresas constructoras y "propietarios" pretendan destruir el patrimonio urbano de Barranco. La vista al mar de Grau, desde el malecón, le pertenece a esta y todas las futuras generaciones. La belleza de Barranco, la tranquilidad de su malecón, que invita al paseo, hoy por culpa de malas autoridades y ambiciosos propietarios se está destruyendo. Urge iniciar entonces las acciones legales correspondientes.
La ley está de parte de los vecinos barranquinos que vienen protestando. Falta el apoyo político para que se investigue a aquellos que se niegan a fallar en la línea de la justicia. Porque si se está construyendo en la zona de los acantilados es porque fallos del Poder Judicial así lo permiten. Estos edificios anómalos e ilegales deben ser demolidos y los funcionarios responsables denunciados.
Barranco tiene que organizarse para que en las próximas elecciones municipales gane un candidato decente, honesto, con un equipo probadamente correcto, que garantice que se detenga este delito. No se puede dejar que el distrito vuelva a caer en manos de gente como Fina Capriata, Martìn del Pomar o Antonio Mezarina que siguieron en la senda de la destrucciòn que empezò en los años 80. Estamos a tiempo para que se organice una opción vecinal que detenga la destrucción del distrito en manos de personajes corruptos y que creen que Barranco es un terreno donde pueden hacer lo que les da la gana.
Barranco no podrá resistir 4 años más en manos de gente corrupta.
Vea aquí las fotos de la destrucción del Malecón de Barranco a la altura del Paseo Saenz Peña, frente a la casa Dasso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pobre Barranco, tambien dividido por Castañeda con su "Lentopolitano" ¡que pena!.

Michellangelo dijo...

Decisión Ciudadana...son vecinos que vienen trabajando hace tiempo en Barranco y comparten la misma indignación que tienes, y han dicho basta ya!!!