Loading...

Google+ Followers

viernes, 27 de noviembre de 2009

Un ex guerrillero puede ser presidente de Uruguay

¿Los queremos fuera o dentro del sistema? He ahí el dilema.
Razonamientos que no han alcanzado la madurez política se rasgan la vestidura y hasta entran en histeria colectiva si en el Perú algún ex violentista, guerrillero o arrepentido, desea integrarse a las reglas de la democracia. Un terrorista que ya cumplió su condena recuperará sus derechos políticos. Eso es preferible a que vuelva al campo a cambiar la realidad en "su realidad".
Terroristas o violentistas que cumplieron su condena o que se arrepintieron hay en Colombia, China, Alemania, Ecuador, Bolivia, Inglaterra y España que hoy se rigen bajo las normas de la democracia. Es preferible el combate de las ideas al de las balas y bombas. Aunque esto es materia polémica aún en nuestro país no quería dejar la oportunidad de hacer un brevísimo comentario sobre lo que es la jornada política en Uruguay y lo que podría acontecer.
Pepe Mujica, ex guerrillero, podría ser el próximo presidente de Uruguay. Todo parece indicar que la izquierda ganará de nuevo y Pepe será el sucesor de Tabaré Vásquez

1 comentario:

Luis Enrique Alvizuri dijo...

Señor Sheput:

1. Presiento que después del fracaso de la política económica minero-constructora en contra de la exportadora-manufacturera que benefició principalmente a los más grandes (Romero, Benavides, Brescia, los tres de la mesa de la CADE, la imagen que ha sellado dicha reunión) y a los de la CONFIEP, va a haber un viraje hacia "la izquierda", entendida ésta como una política dirigida más a los sectores marginados y golpeados de la empresa nacional.

2. Entonces, de no ocurrir nada extraño, supuestamente el candidato que tendría más posibilidades de llegar al 2011 sería aquel que tomara estas banderas. En estos momentos ni Castañeda (que carece de ideología y programa) ni Keiko (que representa el modelo fracasado), ni Lourdes (lo mismo, pero corregido y aumentado) tienen posibilidades reales de ser apoyados por la nueva orientación económica que se avizora después del caso "espía".

3. De este modo la crisis, que se dijo que no iba a llegar y que no afectaría en nada al país, sí llegó y terminó por destronar la orientación del modelo CONFIEP. Era lógico: los mineros solo tuvieron una baja en sus ganancias (pero ganancias al fin) mientras que todo el peso de la crisis la cargaban los industriales, principalmente, y los exportadores y el agro. Baste recordar cómo se burlaban de Farah en los medios CONFIEP cuando éste decía que había miles de despedidos y que eso era grave.

4. Por lo tanto, el candidato que tal vez tenga más opciones será aquel cuyo discurso vaya en función a recuperar los sectores empresariales que dan trabajo a las mayorías y no dinero para los bolsillos. Hasta el momento quien encaja perfectamente con esta propuesta es Humala, y no nos extrañemos que ahora sí cuente con el apoyo de un gran sector del empresariado, quien ya no puede seguir soportando sobre sus espaldas todo el peso de la crisis (con una pérdida de más del 10%) solo para que no llegue "el antisistema". Bueno es culantro pero no tanto, dice el refrán, y nuestros empresarios nacionales parecen que se cansaron de un Neoliberalismo que en todo el mundo ya echaron por la borda y que solo los perjudica a ellos.

Muchas gracias.