Loading...

Google+ Followers

sábado, 6 de junio de 2009

Mueren 9 policías que se encontraban retenidos por nativos

La situación se sigue agravando en Bagua. Me encontraba en la cabina de CPN Radio, en una entrevista, cuando ingresó la llamada del ministro Ántero Flores-Aráoz. La noticia que comunicó fue lamentable: 9 de los 38 policías retenidos estaban muertos.
El ministro no deseó abundar en informaciones adicionales pues no tenía mayores datos de este episodio, lo cual me pareció responsable. La violencia debe condenarse de donde venga pero ello no debe impedir que se hagan las críticas respectivas pues el gobierno sigue cometiendo errores demostrando su falta de tino y aplomo para gobernar.
En esa línea, por ejemplo, se inscribe el llamado de la señora Mercedes Cabanillas para detener al líder nativo Alberto Pizango. Conocido es que el cargo de ministra del Interior le queda grande, muy grande, a la señora Cabanillas. Ello explicaría su falta de serenidad y su obsesión en detener a Alberto Pizango, para tener alguien a quién mostrar como el responsable de la masacre de Bagua, cuando el principal responsable es el gobierno, con Alan García, Yehude Simon y ella misma a la cabeza.
Lo que se viene con Alberto Pizango es un circo que no se debe permitir. Es un líder nativo que con todo derecho defiende los intereses de su pueblo. Alan García tiene tiempo para recibir a lobbistas y amigotes pero no puede agendar una reunión con peruanos como Alberto Pizango.
El gobierno debe derogar, a la brevedad, el nefasto D.L. 1090 y el gabinete Simon debe oficializar lo que ya es reconocido por la ciudadanía: que ya no representan a nadie y han perdido credibilidad por tanto el gabinete en pleno debe renunciar.