Loading...

Google+ Followers

lunes, 8 de junio de 2009

Alberto Pizango pide asilo en embajada de Nicaragua

Lo de Alberto Pizango es a todas luces una persecución política. Las acusaciones sin pruebas de terrorista, asesino, delincuente lanzadas por el doctor Alan García, Yehude Simon y Mercedes Cabanillas así como las presiones sobre el Poder Judicial exigiendo la orden de captura así lo demuestran. Por eso consideramos como acertado que haya pedido asilo en la embajada de Nicaragua. Este gobierno no ofrece garantías para un justo proceso y, lamentablemente, tampoco puede dar garantías sobre su protección y seguridad.

3 comentarios:

JOSé ANTONIO dijo...

Claro es la politica del apra, ya lo encausaron a Pizango, es el tinterillaje aprista, para lavarse las manos. Lo cierto que Pizango es el canalizador de la protesta de los nativos, de los autoctonos, de los que estaban ahi antes que el desgraciado de garcia y su cohorte de ratas estuvieran en este mundo !!
Y se sigue en lo mismo, la justicia se ve solo con los ojos de lima la puta lima, la que se presta a todo, aunque hayan muerto ninhos, desaparecido nativos, y ahora que se habla de los policias muertos, solo de ellos, para lavar responsabilidades de los comandos, los verdaderos culpables del briote de violencia. ya veran que tantas muertes de "selvaticos" no habra servido para nada, y se seguira con la politica de la rata mayor.
es necesario en nombre de la democracia que garcia se vaya y se declare vacancia, pues este gobierno es cualquier cosa salvo democratico
saludos
JOSé ANTONIO

Enrinando dijo...

la ministra cabanillas, que ya no se acuerda lo que dijo en el andahuaylazo, dijo que deberian darle cadena perpetua, eso no es lo mismo que dice chavez del asilado que tenemos en el peru, del opositor venzolano, donde esta valle riestra q no defiende a pizango?????????????????????????????

Anónimo dijo...

ALAN GARCIA ES LA ESCORIA DEL PERU A EL NO LE IMPORTA QUE SE MATEN ENTRE PERUANOS ES HORA DE DENUNCIARLO A LOS DERECHOS HUMANOS PARA QUE MUERA COMO PINOCHET EN LA CARCEL