Loading...

Google+ Followers

jueves, 21 de mayo de 2009

Un elenco estable aburrido, a propósito de un artículo de Augusto Álvarez Rodrich

Me inspiro en un artículo de Augusto Álvarez Rodrich que quisiera comentar y que lleva el título de "El elenco estable está aburridisimo" aparecido el día de hoy en La República. En el mismo escribe acerca de un elenco estable de candidatos que, de una u otra forma, son la oferta política para las elecciones del 2011.
Augusto hace referencia a un libro de Alberto Vergara, "Ni amnésicos ni irracionales", que es de lectura obligada. Allí se da cuenta de cómo los peruanos al momento de votar han demostrado gran madurez cívica, no por el orden y el comportamiento, que lo hay, sino por la decisión tomada, de elegir, entre la oferta, por lo que más convenga al país en ese momento, el de la elección.
Pero donde me quisiera detener es en la parte del artículo donde Augusto Álvarez Rodrich hace referencia a que se puede servir al país desde fuera de la política. Siendo la política muy importante (BID, PNUD, BM así lo afirman y confirman) la afirmación de AAR es muy cierta. En alguna medida, la política en nuestro país está tan venida a menos que desprestigia.
Siendo así es lógico que muchas personalidades, exitosas, inteligentes o cultas, se nieguen a hacer política. Se puede servir al país, y mucho, desde fuera de la política. Es una realidad lamentable pero absolutamente válida en un país como el nuestro, en que los vividores o aprovechadores de la política son lo más común y aceptado que hay.
Los partidos políticos no tienen think tanks que provean de políticas públicas para la discusión. Y si los hay, existen en el membrete para recibir la cooperación internacional, pero sus frutos son inútiles. No hay deslinde con la corrupción, se acepta y en cierta medida se admira o anhela. Los líderes políticos son analfabetos de grandes temas, la coyuntura los domina. Y los medios de comunicacíón, separan espacio para los escándalos y no para la gran temática.
En los últimos meses, luego de dictar una conferencia o una clase, diversas personas me han tocado el tema del alejamiento de la política porque desprestigia. Ello me lleva a pensar que nuestros compatriotas, al escuchar lo que oyen o al ver lo que ven, están espantados o muy susceptibles. Me pregunto, lo que conferencio sobre prospectiva o migración o cambio climático ¿tendría aceptación en mis escuchas si es que estuviera en el Congreso de la República? Un análisis frío me llevaría a pensar que no. Así están las cosas en cuanto a prestigio de la política.
AAR dice una verdad redonda como un balón refiriéndose a Gastón Acurio, un peruano que muchos admiramos. Gastón, al negarse a candidatear, no dejará de servir al Perú. Al contrario, "...Acurio ha hecho más por el país que el alcalde Castañeda, a cuyo cargo lo quiere lanzar Acción Popular".
Las principales políticas públicas en el Perú, en los últimos años, han nacido de corrientes de opinión o acciones lideradas por peruanos con prestigio, muchos de ellos fuera de la política. La política ha sido invadida por una corriente de mediocridad que en más de un caso busca la satisfacción del interés personal más que el colectivo. De continuar así que no nos soprenda una vez más la presencia de un outsider. El elenco estable de la política tendrá en ese sentido que cambiar de discurso, de lo contrario, estarán condenados a ser figuras de encuestas y no personajes de la Historia del Perú.

1 comentario:

Luis Nestares dijo...

Es el facilismo de los políticos mediocres que buscan enrumbar algún personaje relativamente exitoso hacia un entorno totalmente distinto. Es muy criticable que García Belaunde trate de valerse de la filiación del padre de Gastón para lanzarlo como candidato al municipio de Lima. En nuestro país se tiene la idea equivocada de que alguien que abraza el éxito por equis razones necesariamente tiene que ser exitoso en la política, ejemplos hay por doquier, hemos tenido desde empresarios taurinos, deportistas y bailarinas.
Cuando nos liberaremos del tremendo lastre que significa la clase política en el Perú, cuando estaremos exentos de la mediocridad de los debates del congreso, ahí esta el resultado de la votación del día de hoy y mucho peor el nivel del mismo, claro está salvo algunas excepciones como la de Javier Valle Riestra quien al margen de su fijación fujimorista defendió la existencia de dos cámaras.