Loading...

Google+ Followers

viernes, 1 de mayo de 2009

Desnaturalizando el sentido de la Orden Nacional del Trabajo

La Orden Nacional del Trabajo, condecoraciòn que se entregaba en el Día del Trabajo a personalidades de reconocido prestigio e intachables en su trayectoria se ha desnaturalizado. Ahora para acceder a ella basta, en algunos casos, con ser miembro simpatizante del Partido Aprista. No interesan las acusaciones y penas que por corrupciòn se hubieran tenido. Es suficiente un pedido y la complicidad que uno que otro pasajero funcionario, para que la condecoración pase al pecho de quien no ha hecho los méritos suficientes para merecerla.
El caso de Luis Nava Guibert se convertirá en un símbolo de esta desnaturalización. No interesa que estè involucrado o no en el caso del faenón ni que su hijo muestre indicios de extraña prosperidad, la Orden Nacional del Trabajo ha llegado a sus manos.
No sabemos quiénes conforman el Comité que ha devaluado lo que significa la Orden Nacional del Trabajo. De cinco o seis personalidades que se condecoraban anualmente se ha pasado a trece, la mayoría miembros o simpatizantes del PAP. Injusto para quiénes realmente la merecen. Injusto para una condecoración que ha perdido gracias al gobierno de Alan García su real significado: honrar a los trabajadores honestos y promotores de un Perù mejor.
Una demostración más de la precarización institucional a las que nos ha llevado la actual administración.