Loading...

Google+ Followers

jueves, 5 de febrero de 2009

Una solución que empeora el problema

El alcalde de Lima Metropolitana, Luis Castañeda Lossio, ha planteado, como solución, modificar el sentido de la Avenida Grau en Barranco. Esta medida demuestra la falta de planificación y la improvisación que son un lugar común en las obras disfuncionales que se vienen realizando en la ciudad.
Modificar el sentido del tránsito generará aún peores problemas en el distrito de Barranco. Lo lamentable es que el propio alcalde de Barranco Antonio Mezarina, ha demostrado una gigantesca incapacidad para el cargo y tanta sumisión hacia el alcalde limeño, que es incapaz de plantear una solución alternativa.
En la Avenida Grau de Barranco hay muchos colegios, lugares donde niños y adolescentes concurren a sus clases y que han padecido del tráfico contaminante originado por la pésima planificación del Municipio de Lima.
En la misma Avenida Grau hay mercados, ferreterías añejas, cafés familiares, donde los barranquinos acuden o a hacer sus compras o a comer algo, atormentados por las bocinas y la prepotencia de los conductores que hoy han convertido a la Av. Grau en un remedo de la Avenida Abancay.
En Grau hay casas de ancianos que eligieron ese lugar por la tranquilidad que había, que ahora han perdido.
La solución, como la entienden los barranquinos, no es cambiar el sentido de la avenida Grau, ni poner semáforos provisionales ni "abrir" el corredor vial de la Av. Bolognesi. El daño causado exige una solución total y no paliativos. Por ejemplo liquidar la licencia de algunos omnibus que hoy pasan por Barranco, habilitar la Av. Bolognesi para que cumpla su papel anterior y evitar que el Metropolitano, improvisado, pase por el distrito barranquino.
Lamentablemente Barranco no tiene Alcalde. Antonio Mezarina no alcanza ese nivel. Ha permitido que Castañeda Lossio arrase con el distrito.

1 comentario:

Enrinando dijo...

ESCUCHA MEZARINA, BARRANCO ES UNA RUINA

Acuerdate del negocio de los acantilados, aqui hay una volada que Parra le habria ofrecido 50 millones a Barranco por los acantilados a la altura de Saens Peña, se habla del Hilton, por eso la sumucion no solo en este tema sino tambien en el de las playas, como se puede sentar con castañeda el que mal baratio las playas