Loading...

Google+ Followers

sábado, 21 de febrero de 2009

Un gobierno atrapado en la simplicidad

Hace dos años el Ministro de Educación José Antonio Chang señalaba que la educación daría un salto histórico con la evaluación de profesores y maestros (sic).
Casi en paralelo la entonces Ministra de Transportes Verónica Zavala indicaba que las muertes en las pistas se iban a acabar en la medida que se capacite a los choferes.
Recientemente la Ministra del Interior Mercedes Cabanillas indicaba que la seguridad ciudadana mejorará porque impulsará, a fondo, una reforma policial.
Todos estos funcionarios están inmersos en la lógica de la simplicidad. Ignoran o no quieren ingresar en la lógica de la complejidad. Seguramente están inspirados en el presidente García, todo un representante de la lógica de la simplicidad.
La complejidad nos indica que hay problemas que son la resultante del intercambio de acciones de diversos componentes en un sistema.
El tema educativo está abandonado. Es un hecho. No es un asunto que tenga que ver sólo con evaluación de profesores sino también con contenidos, con supervisión de universidades, eliminación de institutos, infraestructura, sueldos y salarios, promoción educativa, tecnología.
En el caso del transporte no sólo se trata de capacitación a choferes sino de marco legal, informalidad, señalización, control de carreteras, supervisión laboral, revisiones técnicas, nuevas rutas, etcétera, etcétera.
En el caso de la seguridad ciudadana no es un asunto sólo de policías. También lo es de marco legal, desarrollo humano, educación, familia, acceso al trabajo digno, programas de juventud, penalización, premiación, sociología.
La solución aplicada a uno de los componentes no soluciona el problema que es la resultante de la acción de varios sistemas. Hay que innovar y plantear soluciones integrales. De lo contrario el problema se agravará.
Ello es la lógica de la complejidad, el pensamiento complejo, tan inusual en un país como el nuestro en el cual ni siquiera existe una visión colectiva de largo plazo.
La complejidad es aplicable a sistemas impredecibles. El transporte, la seguridad, la salud, la educación, son sistemas impredecibles. Cualquiera de sus problemas admite una amplia gama de respuestas, de allí su complejidad.
No esperemos mucho de aquellos que siguen aplicando la lógica de la simplicidad a problemas tan complejos. Habrá mucha retórica, mucha oratoria, pero muy poca eficiencia para la solución de la problemática local.
Y los problemas del Interior no se solucionan con actitudes sobreactuadas que algunos analistas interpretan como seguridad. En el mundo de la psicología los más débiles son los más mandoncitos. De represiones y matones está llena la historia del fracaso. Necesitamos políticas públicas consensuadas y discutidas, que se enmarquen en un proyecto colectivo de Nación. Y nada de esto tiene el actual gobierno.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un sector de la prensa tiene mucha culpabilidad por su inmadurez tecnica y profesionalismo en la falta de presión al gobierno. Identificables como el diario la razón, correo y el simplismo y adulón de Raul Vargas en una emisora tan importante como RPP.

Anónimo dijo...

QUE TAL MAÑA POLÍTICA DE MERCEDE CABANILLAS DE CONVOCAR A LOS DOS EX MINISTROS PRA CONGRATURARSE ELLA EN EL SECTOR. LOS DOS EX MINISTROS TIENEN LAS CALIDADDES PROFESIONALES COMO PARA PRESTARSE A LA CONGRATULACIÓN DE LA SEÑORA CABANILLAS, CREO QUE CADA UNO COMANDA SU REGIMEN POLITICO. LO UNICO QUE RESCATAMOS DEL APRA ES SU GRAN MAÑA Y JUEGO POLITICO LO DE MAS ES PURA DEMAGOGIA.

Anónimo dijo...

Si los dos ex ministros caen en el juego de la Cabanillas pues son un par de bocones y pobres hombres que buscan figuración y chamba para las oenegés.