Loading...

Google+ Followers

martes, 30 de diciembre de 2008

La crisis económica y las fiestas de fin de año

Es obvio que a la fecha no hay estadísticas finales de los resultados de la campaña navideña y menos aún de la forma como los ciudadanos enfrentaron las vacaciones de fin de año. Pero si bien es cierto no hay resultados finales sí hay tendencias y ellas nos permiten indicar que la crisis económica ya está pisando nuestra realidad a través de una serie de manifestaciones.
La primera es el consumo de los sectores c,d y e. Ellos, dependientes de las remesas económicas han visto limitado no sólo su capacidad de consumo sino su capacidad de pago. La moratoria por créditos de consumo se ha elevado a casi el 4%, debiéndose tomar en cuenta que el gobierno del presidente Alejandro Toledo lo dejó en menos de 2%.
Por otra parte la venta de casas y departamentos se ha desplomado. Más aún el alquiler de casas de playa no ha sido lo exitoso que ha sido en otros años. Así lo dicen las revistas especializadas. El desempleo ya se hace evidente en donde antes había pleno empleo: Ica y La Libertad. El hecho que las exportaciones de productos agrícolas hayan caído afecta a los brazos que se involucraban en la agricultura. Lo mismo sucede en el ramo textil y de manufactura sin mayor valor agregado. Es conocido el tema de la caída de los precios de los minerales, que afectará la contribución a la renta. El gobierno no sabe qué hacer.
Y tanto no sabe qué hacer este gobierno que insiste en un Tratado de Libre Comercio con China, país que no tiene reglas en materia de legislación laboral y que de firmarse perjudicaría a miles de familias de las micro y pequeñas empresas dedicadas a lo textil. Con gran ingenuidad la ministra Mercedes Aráoz insiste en firmarlo a pesar de lo nocivo que serápara nuestra economía. La ministra cree que se tiene que batir el record mundial de TLC cuando los países lo que hacen es reformas internas que nos hagan más competitivos sin necesidad de muchos tratados.
Soy de los que piensa que así como es un hecho reconocido que tenemos el peor, de lejos el peor Congreso de todos los tiempos, muy pocas veces se ha visto un consejo de ministros de tan bajo nivel, de tan poco peso específico. Con la excepción de Antonio Brack los ministros hacen agua, sin nivel, muchos de ellos sin ética, simples asistentes del señor García. Con esta tripulación. Congreso, Ministros y con el actual presidente, los tiempos que se vienen van a ser muy difíciles.

No hay comentarios: