Loading...

Google+ Followers

sábado, 8 de noviembre de 2008

Ni Obama ni McCain ¡Nosotros!

Llevados por un entusiasmo comprensible por la globalización, a raíz de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos diversos analistas, periodistas, politólogos y colegios profesionales han abierto el debate sobre quién conviene más a los intereses del país, el senador Barack Obama o el senador John McCain.

Especulan con lo que haría uno u otro respecto a nuestro país. La mayoría piensa que más amigable sería el senador Obama pues se dignó, misma figura de MTV, a enviarnos un saludo por la televisión.

Me encuentro en el bando contrario a este reduccionismo impresionante que quiere hipotecar nuestro futuro al ganador de la lid presidencial en un país extranjero. Colonialismo mental se diría. Siendo importantes las elecciones en Estados Unidos ellas no tendrán mayor gravitancia para nuestro futuro. La dependencia económica y geopolítica respecto al gran país del Norte va más allá de los resultados de una jornada electoral.

Hacernos creer que el desarrollo del Perú depende de quién gane en los Estados Unidos obedece a una soberbia y a un desconocimiento de nuestra propia realidad deplorable.

El Perú depende de las acciones y políticas públicas que emprendamos nosotros, los peruanos, en función de nuestro propio desarrollo. En ese sentido el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, que tendrán que respetar McCain u Obama, no nos servirá de mucho si no emprendemos una agresiva política educativa. Estados Unidos compra un 83% de manufactura todos los años. Pero ese 83% de importaciones son fundamentalmente tecnología de punta, equipos digitales, computadoras, electrónica, camiones, equipos de comunicación. El Perú no produce nada de eso. Por eso los principales proveedores de los Estados Unidos son países como China que ni siquiera han firmado un TLC con ellos.

Por otra parte EEUU compra un 11% de minerales y combustibles. Perú no le vende ni un centavo en ese rubro. Y en la diferencia, donde está la agricultura, tenemos muchos competidores en materia de agroexportación.

Así que si en realidad queremos que el gran país de América del Norte se fije en nosotros debemos emprender una política que ponga a la educación como primera prioridad y no se dedique a dar mensajes contradictorios. Hace 21 días el Ministro de Economía Luis Valdivieso dijo que era importante formar un gran capital humano en nuestro país. Hace una semana anunció que se recortaba el presupuesto a las universidades públicas. Gigantesca contradicción.
Sin una educación definida como política estratégica seguiremos sumergidos en el fango de la economía primaria, que tiene como núcleo la exportación de minerales y productos del campo. El 60% de nuestros ingresos dependen de la minería por lo tanto nada hemos avanzado. Cuando se desacelere el Mundo y bajen los precios de los metales sufrirá nuestro presupuesto y así habrá mayor pobreza.

Si en verdad queremos ser más desarrollados se requiere que se declare a la educación como actividad estreatégica, que se mejore la calidad de la educación pública, que los empresarios dejen de financiar asuntos inútiles y patrocinen universidades y que la educación, vía formación de maestros de calidad esté mas cerca de la cuna.

Pero para ello se requiere presupuestos y planes de acción. Lo último lo tenemos, el Plan Educativo Nacional que el presidente García ha despreciado. Lo segundo depende de la presión que se ejerza desde la sociedad en su conjunto.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No se que paa con la clase intelectual de nuestro paí el conformismo y la dependencia que todos forzamos de una potencia no nos permite desarrollarnos. Recuerdo algo que ayudo a que tuviesemos como gobernate a Fujimori, fue la expandida económia Japonesa, la gente decia es una potencia y debe ayudarnos debe asistirnos, claro que nos ayudo, acaso gracias a los Japonese no todos tenemos un vehiculo reconvertido y contaminante.
Cada pais debe ser soberano y debe ser útil a si mismo sin esperar la asistencia de nadie.

Ossio dijo...

Una vez más de acuerdo con usted inbgeniero, hoy día en la mañana escuchaba RPP donde Francisco Tudela decía algo como que somos unos tontos si pensamos que en estados unidos las cosas van cambiar para con nosotros gracias a Obama. Todo depende de nosotros.

Anónimo dijo...

¡Qué imbéciles que son realmente esos entrevistadores "respetados" que hacen esta pregunta!
No olvidemos que el hermano de Obama vive en la miseria en Kenia.
Nosotros debemos orientarnos a una unificación de Sudamérica y Panamá, tal como en Alemania (con Otto von Bismarck) y en Italia (con Garibaldi) donde los absolutistas borbones que se habían enquistado en el poder repartiendose el territorio en una multitud de reinos fueron expulsados para siempre.

Manito.de.cuy dijo...

Me permitiría señalar, adicionalmente, que la educación debe mirarse como estrategia y no como negocio de algunos vivos que ven en ella, una forma rápida de hacer dinero estafando con premeditación, alevosía y ventaja a miles de jóvenes a los cuales, a cambio de su dinero, ofrecen programas, curriculas y planes de estudio propios del siglo pasado.

¿Hace cuánto tiempo no se ha hecho un análisis de las necesidades educativas de la sociedad peruana, de cara al avance tecnológico actual?. ¿Cuántas universidades "privadas" hacen investigación? ¿Cuántas de ellas tienen programas de extensión? ¿Alguna institución realmente seria, evalúa adecuadamente la solvencia académica de las instituciones educativas del pais? ¿No es cierto que, principalmente CONAFU, está mas abocado a la supervisión de los procesos administrativos antes que a los académicos?. ¿Cuántas universidades han actualizado su curricula en los últimos 2 años? ¿Pretendemos despegar con una universidad pública carente de recursos tanto técnicos como económicos? ¿Se ha diseñado una plataforma educativa que parta desde la educación inicial y culmine con el individuo insertado dentro de la sociedad como motor de cambio?. En fin... hay tantas interrogantes....

Y mientras tanto. ¿Qué hace el señor Ministro de Educación?. Pues ahi... preocupado en sus negocios y negociados personales, pensando que la solución está en pelarse con los maestros (igual que Garrido Lecca pensaba de los médicos). En resumen, la educación peruana lo tiene sin el menor cuidado.

MANGA DE SINVERGUENZAS!!!

QUE SE VAYAN TODOS!!!
QUE SE VAYAN YA!!!