Loading...

Google+ Followers

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Diario Ojo: ¿Y los derechos del Niño?

La carátula del día de hoy del diario Ojo es denigrante y demuestra el nivel al cual ha llegado cierto sector de la prensa peruana. Por respeto a la dignidad de las personas y a los familiares del niño fallecido a causa de un balazo disparado por un agente del Penal de Piedras Gordas, nos negamos a colocarla en esta entrada, por una sencilla razón: no se puede colocar en portada la foto de un inocente niño, fallecido en extrañas circunstancias, por el sólo hecho de haber sido pobre y que su familia no posea los recursos para entablar una demanda contra este medio que lucra con el dolor de los que menos tienen.
A los periodistas de Ojo ¿No les bastaba con colocar el lamentable titular que han puesto en primera plana?. No. Tenían que colocar la foto del niño, sin respetar los derechos y la reserva que tiene y merece su familia.
Los señores de Ojo ¿Habrían hecho lo mismo si el niño era de una extracción social económicamente superior? Tengan la seguridad que no, pues sabrían que serían merecedores de un juicio.
Este diario, Ojo, tiene como propietario a Luis Agois Banchero, el mismo propietario de Correo, que ayer colocó en carátula una afrenta contra Monseñor Bambarén. Por si no lo saben el señor Agois Banchero es Vice Presidente del Consejo de la Prensa Peruana, que tiene como una de sus funciones "Promover la ética y la autorregulación en la actividad periodística, en el marco de la libertad de expresión". Como ven esto es letra muerta para el diario Ojo, síntoma del deterioro cívico que vive el país en estos días de montesinismo, agresiones y corrupción generalizada.
Lo más seguro es que ni el Ministerio de la Mujer y el Desarrollo Humano, aquél que tiene como ministra a Susana Pinilla que cree que un individuo que abre cuentas millonarias en el exterior es honorable, no diga nada. Tampoco, en este caso por desinterés, la Defensoría del Pueblo. Es así, en nuestro país, la pobreza tiene defensores sólo cuando es estadística.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón, este niño y su familia merecen un mínimo de respeto, ya parecen buitres, espero que la defensora del Pueblo diga algo aunque lo mas seguro es que no diga nada pues los pobres no dan prensa.