Loading...

Google+ Followers

sábado, 21 de junio de 2008

Enfoque equivocado

La Constitución indica que el Presidente de la República a propuesta del Presidente del Consejo de Ministros nombra a los miembros del gabinete. Le corresponde al Presidente evaluar a sus ministros. Si uno de ellos es incompetente, corrupto o rehén de lobbies, si permanece en el cargo o es porque el Presidente así lo quiere o porque el Presidente lo permite, convirtiéndose en cómplice de la acción.
Por otra parte existe la instancia del control político. Si el Presidente se colude con sus ministros en estos actos incorrectos o de incompetencia, corresponde al Congreso de la República ejercer el control político, tomar cartas en el asunto y sancionar, en diversas medidas, a aquel que no esté al nivel de las exigencias de la Nación.
Por tanto si el señor Luis Alva Castro permanece en su puesto es, en primer lugar, porque el presidente García así lo quiere. Sabemos que, para efectos prácticos, el Premier sólo es una bisagra con un sector del empresariado y no tiene mayor injerencia en los actos de gobierno, salvo en su accionar reactivo de "apagar incendios". Su buena relación con algunos medios así lo permite. Cuenta con ellos, para carátulas como la de hoy en El Comercio, para cambiar el foco de atención.
Pero el presidente García hace lo que cree conveniente porque desde el Congreso no se ha estructurado una real oposición. Ni Javier Bedoya ni Víctor Andrés García Belaúnde, son garantía que la oposición vaya a ser un poder real. La actuación de ambos en temas graves, como el del TLC con Chile, nos permite aseverar ello.
Con un Congreso funcional al Ejecutivo y con un gobierno soberbio, a pesar de su gigantesca incompetencia, el futuro está claro para el país: mayor brecha social, mayor violencia social. La encuesta de la Universidad Católica (muy distinta de las del tipo "y dice Apoyo") dan muestra cabal de lo que está pasando en el interior del país.
Hay, sin embargo un tercer factor. La presencia de Agustín Mantilla, a través de amigos y colaboradores en el Ministerio del Interior. Él es, en términos reales, el que ejercería influencia en un ministerio que, con algunas excepciones, navega en el mar de la total incapacidad.

1 comentario:

Fritz11 dijo...

Aparte del tema, quisiere tener su opinión sobre de esta noticia de aumentar la consesion de puertos por 60 años.
http://beta.americaeconomia.com/infraestructura/peru-entregara-puertos-a-privados-por-60-anos-6.html

Saludos