Loading...

Google+ Followers

jueves, 28 de agosto de 2014

Encuesta UNI Agosto 2014

Encuesta mensual preparada por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UNI en la cual se detalla la popularidad del presidente Humala y de otros miembros del gobierno y, lo que más puede interesar, la intención de voto para la alcaldía de Lima en la cual Salvador Heresi y Susana Villarán se encuentran en un virtual empate técnico  (10 versus 14%) en tanto Luis Castañeda Lossio sufre una ligera caída. Es necesario precisar que en lo personal, considero a la encuesta de la UNI como muy profesional y técnica no sólo por la calidad de la data y los profesionales a cargo  sino también porque es una suerte de conciencia crítica de las encuestadoras locales.

La encuesta completa así como su Ficha técnica la pueden ver a continuación:


Conferencia Perú Rumbo al Bicentenario

En el programa Charla Dominical que se transmite en la Radio Cultural Filarmonía tuve el inmenso placer de brindar una conferencia sobre el Perú rumbo al Bicentenario de nuestra independencia que se conmemora en el 2021. En la misma intento llamar la atención sobre que, más allá de los discursos lo que está sobreviniendo en estos días es una lamentable indiferencia sobre el que debe ser un tema que, por el poco tiempo por delante, ya debería ser ptotagónico.
A continuación pueden leer la transcripción:

Conferencia: Peru rumbo al Bicentenario de la independencia

Conferencia sobre centenario de la Primera Guerra Mundial

En el programa Charla Dominical, que se emitió el 23 de agosto, tuve el placer de brindar la Conferencia del título, en donde, a raíz de un ensayo de Margaret Macmillan y otros escritos, se habló de las similitudes existentes entre el mundo de hoy y lo que pasó hace 100 años, que desencadenó en uno de los conflictos más graves de la historia de la humanidad. A continuación pueden leer la transcripción de la misma:

Conferencia sobre la Primera Guerra Mundial a cargo del Ing. Juan Sheput

Gabinete Ana Jara obtiene el voto de confianza

Rostros de la derrota
Fingiendo la sonrisa para dar la sensación que “aquí no pasa nada” el presidente de la república, enterado que el gabinete que preside Ana Jara había obtenido de manera ajustada el voto de confianza, se limitó a pedir que se pase la página. “Aquí seguimos trabajando” señalaba con el rostro desencajado,  ante los medios de comunicación, tal vez con la esperanza que cierto sector de la población se enganchara con su prédica.
En el parlamento la situación no era distinta. En lo que vendría a ser la perfecta imagen de la derrota, la bancada oficialista luego de la votación permaneció congelada en sus curules. No había nada que celebrar. El que se ganara la votación no significaba que hubiera habido un triunfo. No se habían obtenido votos adicionales. Todo lo contrario. No sólo la oposición se mostró más sólida y radical sino que la misma presidenta del congreso tuvo que hacer uso de su voto dirimente, situación inusual en los últimos años, en que ningún presidente del Congreso tuvo que pasar por trance  semejante.
Por eso llama la atención la conmovedora ingenuidad del presidente Ollanta Humala pidiendo que se pase la página. La crisis económica, el decaimiento de la lucha contra la corrupción, su gabinete cuestionado (sólo un par de ministros  son la excepción), los amigotes protegidos de las exigencias del  Poder Judicial, la persecución política contra quienes creen son enemigos políticos, todo eso le está pasando la factura a este gobierno. La incompetencia, manifestada en un piloto automático en el manejo económico que ha trasladado al Perú de país líder en crecimiento a ocupar un quinto lugar en los rankings de performance económica, exigen cambios en el equipo ministerial.
Que el gobierno carece de operadores políticos es un hecho. Los que creen serlo no tienen lo fundamental en el predicamento político: respetabilidad  y credibilidad. La oposición sabe que ellos no tienen posibilidad de sostener ningún acuerdo pues estos se imponen y nacen muchas veces de los caprichos que se cocinan en Palacio de Gobierno.
El presidente ignora también que lo recientemente sucedido es una infracción constitucional. Desde el rechazo en la primera votación, donde los votos en abstención habían sido mayoría,  el gabinete había caído en crisis. No será sorprendente que en el 2016, cuando se inaugure un nuevo gobierno, la acusación por infracción constitucional se manifieste y con razón: se puede debilitar a las instituciones por ignorancia, pero no se puede jugar con ellas por politiquería. Esto último se sanciona y por lo visto en los últimos días ya se está en deuda.


Juan Sheput

Voto de Confianza de Ana jara: Cuando la confianza no es legitimidad

Cuando la confianza no es legitimidad
Todo parece indicar que el gobierno del presidente Ollanta Humala ha conseguido los votos para que de esa manera hoy pueda conseguir la llamada investidura de su gabinete en el Congreso de la república. Habría bastado con unas cuantas llamadas a algunos congresistas para así lograr la mayoría simple que exige la Constitución. Sin embargo allí no acaba el problema. El manejo de la crisis ha sacado a la luz una serie de debilidades de este gobierno.
En primer lugar la falta de coordinación entre la bancada y el poder Ejecutivo. Mientras congresistas representativos como Josué Gutiérrez anunciaban en los medios que los ministros habían puesto su cargo a disposición, fuentes del mismo gobierno llamaban a los medios para desmentir al parlamentario. Nadie se va, sería el mensaje, al menos hasta lograr el voto de confianza.
En segundo lugar, incoherencia. El mismo ministro Mayorga se encarga de indicar que él no ha renunciado y que por tanto se quedará en el gabinete. Olvida convenientemente que es Ana Jara la que, según la Constitución, propone al presidente sobre la conformación del gabinete. En un mundo, llamémoslo institucionalizado, sería la señora Ana Jara quien haría anuncios de esta índole y no cada ministro según su libre albedrío.
En tercer lugar incapacidad para medir las consecuencias de sus actos, propio de personas inmaduras o irreflexivas. Los congresistas oficialistas desafían a la oposición para que censuren a los ministros que se queden en sus cargos. Ignoran que eso paralizaría a los ministerios y prolongaría la crisis y si la censura es para la cartera de  energía y minas afectaría las inversiones.
En cuarto lugar desesperación. Que la esposa del presidente anuncie que su bancada apoyará la suspensión del aporte de los independientes es un buen gesto. Pero un buen gesto que demuestra ansiedad, pues con el mismo le quita piso al más entusiasta defensor de esta medida: el ministro Castilla. No hay nada que hacer, estamos en tiempos electorales.
En quinto lugar ceguera. Un gabinete en el que, a pesar de la vocación mediática de algunos de sus ministros “políticos”,  no convencen a nadie, por una sencilla razón, no tienen peso político. Sus acciones son entendidas por la población como sobreactuadas, por tanto no generan el efecto deseado. El gobierno debería tomar  nota de esto.
 La presidenta del consejo de ministros debería analizar esta situación  y no cometer el error de sus antecesores de dejar para un par de meses después el cambio de ministros. Un gabinete que no ha sido conformado por ella misma,  obtendrá la legalidad del voto de confianza pero no la legitimidad de la confianza de la población. Se requiere de cambios urgentes, a la brevedad.


Juan Sheput 

Artículo publicado en Diario Uno

martes, 19 de agosto de 2014

Carta Innecesaria

A raíz de la inminente presentación de la ministra Ana Jara en busca del voto de confianza en el Congreso, un grupo de ex presidentes del Consejo de Ministros ha hecho una invocación a la unidad. La considero innecesaria, no sólo porque no estamos en una crisis de gobernabilidad sino porque el mismo gesto de firmar esta carta desgasta a los propios firmantes:
Carta Innecesaria
Me ha llamado la atención una carta “de unidad” promovida por el expremier Javier Pérez de Cuéllar y firmada por Pedro Pablo Kuzcynski, Luis Solari y Beatriz Merino todos en su calidad de haber ejercido la presidencia del Consejo de Ministros, coincidentemente estos tres últimos,  durante la presidencia de Alejandro Toledo.  No estamos en un ambiente de crisis política y mucho menos de ingobernabilidad. Sí, más bien, estamos en un ambiente de creciente desinstitucionalización, de presión creciente de los poderes fácticos y de dependencia mayor de intereses económicos por parte del gabinete tal y como ha quedado insinuado con la difusión de correspondencia entre personas que actúan como  lobistas y altos funcionarios del Estado. Todo esto, en una democracia sólida, debe ser cuestionado y –cómo no- investigado. De ninguna manera se puede pasar por alto que aquellos funcionarios públicos que deben velar por el bien común se puedan poner a las órdenes de intereses particulares.
En ese sentido la presencia para el voto de investidura de la señora Ana Jara en el Congreso debe ser una buena ocasión para plantear estas interrogantes. Esa actitud, opositora, más bien fortalece la democracia pues utiliza sus instrumentos constitucionales, como el voto de confianza, para determinar el rumbo y comportamiento del gobierno. Una actitud firme en lo opositor, de ninguna manera constituye una obstrucción ni un impedimento para la buena marcha del Estado. Lo contrario, la obsecuencia, la subestimación del problema o pasar por alto este tipo de cuestionamientos indebidos más bien afecta a la democracia.
De un tiempo a esta parte el predominio en las decisiones del gobierno de intereses económicos particulares ha visto en la oposición y crítica política a un enemigo. Lo establecido, el statu quo, no desea ningún tipo de cuestionamiento. Ello es inadmisible en un Estado que constitucionalmente ha decidido apostar por la economía social de mercado, que debería tener en los organismos reguladores y en poderes como el Congreso, a la conciencia crítica de un mercado que tiene en el bienestar de todos los ciudadanos a su principal objetivo.
La carta mencionada, que puede nacer de las buenas intenciones, al final lo que ocasionaría sería un debilitamiento aún mayor de nuestras instituciones. No está en juego el voto de confianza. Se sabe que el gobierno cuenta con los votos suficientes para pasar esta prueba. Está en juego qué tipo de Estado queremos, acaso uno de acuerdo al ordenamiento constitucional, que regule y busque el bien común o uno al servicio de poderosos intereses económicos particulares.
Con el respeto de los firmantes, la carta mencionada no tiene ningún sentido.
Juan Sheput


Columna publicada hoy en Diario Uno

miércoles, 13 de agosto de 2014

Encuesta Datum Pulso Perú Agosto 2014

La encuesta Pulso Perú que prepara DATUM correspondiente al mes de Agosto del 2014 muestra un sorprendente aumento de la popularidad del presidente Ollanta Humala en 8 puntos. Algunos analistas han señalado que no hay motivo para ese repunte. Yo discrepo. Las Fiestas Patrias siempre son un evento que genera simpatía, aunque sean episódicas, para el gobernante. A ello habría que agregar el hecho que la seguridad ciudadana haya encontrado en el Ministro Urresti a una persona que contribuya a cambiar la percepción negativa que había sobre ella. En cuanto al escenario municipal, que muestra a un Luis Castañeda Lossio estancado, a Susana Villarán que sube un par de puntos, y a Fernán Altuve y Salvador Heresi entre 3 y 5 puntos me permite asegurar que, si sintonizan bien con el pueblo, entre ellos puede estar el outsider. Nada está dicho.

Puede leer la encuesta completa en el siguiente enlace: Encuesta Pulso Perú Datum Agosto 2014

Los que atacan a Webb están financiados por las AFP

El siguiente es un gran artículo del congresista Víctor Andrés García Belaúnde sobre los opinólogos asalariados de las AFP que han salido a atacar a Richard Webb en razón que este dijo que el actual sistema privado de pensiones no había cumplido con su principal objetivo de garantizar una adecuada pensión a los jubilados. Luego de esa afirmación, que comparto plenamente, salió un grupo de "tecnócratas" que, sin señalar que son asalariados de las AFP, empezaron una ronda de ataques contra el Dr. Richard Webb.
Eso es lo que se estila en nuestro país. Cada vez que una personalidad cuestiona las deficiencias de un sistema que no quiere ningún tipo de control ni regulación, de inmediato salen lobistas, asalariados, que sin mencionar su relación con las empresas cuestionadas, se dedican a descalificar a quienes como el Dr. Webb dicen la realidad.
El artículo de Victor Andrés García Belaúnde a continuación:

Los que atacan a Richard Webb están financiados por las AFP
Víctor A. García Belaunde
Congresista de la República

¿Por qué un gobierno, autodenominado nacionalista, les da la espalda a millones de independientes, afectados por los aportes obligatorios y compulsivos, que por decisión del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), deben engrosar las opulentas arcas de las AFP?
La respuesta es simple: a junio de 2014, el principal destino del dinero de los afiliados es el gobierno del Perú, que recibe S/. 14.155 millones, equivalente a 13% de la cartera administrada. De esta manera, "cuanto más recaudas, más me puedes dar".
El argumento principal de quienes defienden el Sistema Privado de Pensiones es que el Estado no sirve para nada, que es un mal administrador de recursos, además de ser corrupto e ineficiente. Si es así, ¿por qué las AFP le dan toneladas de dinero a los gobiernos de Brasil, Chile, Colombia, México y Perú? El gobierno de México, por ejemplo, ha recibido casi S/. 1.000 millones.
Ahora se entiende el buen recibimiento que se les dio al presidente Humala y a sus ministros cuando visitaron México hace unas semanas.
El segundo destino del billete de los afiliados es el BlackRock Fund Advisors, con S/. 9.554 millones, casi 9% de la cartera administrada. Este fondo de inversión, creado en 1984, localizado en San Francisco, naturalmente cobra por los servicios que brinda, como también lo hace el tercer receptor del ahorro previsional peruano, que es el State Street Bank and Trust Company en Boston, que gestiona S/. 8.758 millones.
Por eso las comisiones de las AFP son inflexibles a la baja: si soy un fondo que contrata a otro fondo para que haga mi trabajo, mis clientes terminan pagando doble comisión. Dicho sea paso, ¿cuánto les pagan las AFP de comisión a los fondos que contrata? ¿Les cobran sobre lo invertido? ¿Sabe el gobierno nacionalista que los afiliados pagan dos veces por el mismo servicio?
Los cuatro bancos más grandes del país, en conjunto, reciben S/. 17.619 millones, 16% de la cartera. ¿Por qué no se le permite al afiliado poner directamente su dinero previsional en cuentas bancarias, sin tener que pagar el 30% o más de sus aportes?
Richard Webb, el prestigioso economista peruano, acaba de afirmar con valentía que "el sistema AFP ha fracasado en su objetivo principal, asegurar la vejez del trabajador". Además, subrayó que "la que más incentiva la informalidad es la pensión obligada". También dijo que "para el trabajador independiente su vida económica depende mucho más del negocio que él tiene. Si tú trabajas en una fábrica, un escritorio, un ministerio o algo así, tú no necesitas capital de trabajo para tu negocio".
Sin embargo, tres economistas asalariados, directa e indirectamente, de las AFP le han saltado encima. Lo que estos economistas afiliados no dicen es que las empresas de las cuales son presidentes o directores reciben S/. 3.500 millones de las AFP.
Uno de ellos es premiado en dietas con más de un millón de soles, y a otro una sola minera le depositó 106 mil dólares. El tercero recibe dinero en forma de consultorías de la Asociación. Es interesante ver los nombres que viajaron con todos los gastos pagados al evento de las AFP en Cusco, que más que una reunión de trabajo parecía un besa manos.
Yo le creo a Webb, quien es un economista serio, honrado y verdaderamente independiente.
Verlo aquí en su versión original

11

Festival de compras "a dedo" en el Ministerio del Interior


Cuando no hay una oposición consistente se pueden dar anuncios como los mencionados por el ministro del interior, Daniel Urresti, sin que pase nada.
En reciente entrevista en "Gestión", el ministro Urresti ha señalado que “si algo le sobra al Ministerio del Interior es plata”. Poco le faltó para decir que plata hay, lo que falta es tiempo para gastarla. Pero más allá de la incontinencia verbal del ministro, que sirve, entre otras cosas para generar la sensación epidérmica de mejora de la seguridad ciudadana, lo llamativo del asunto es la naturalidad con el ministro Urresti habla de compras, exoneración de trámites, compras sin licitación y otras cosas extrañas como por ejemplo, que el ministro de economía Luis Miguel Castilla, le haya aprobado todo lo que le ha pedido para el 2015, sin que haya habido la discusión presupuestal en el Congreso de la República.
El ministro Urresti se lanza a comprar sin que exista un plan que detalle objetivos y metas. Lo hará sin concurso ni licitación. Y no hay planes porque de seguro la existencia de ellos nos permitiría saber que las compras están alineadas a la estrategia, pero no, no hay nada planificado y sin embargo se va a ingresar en una vorágine de gastos.
¿Qué piensa comprar Urresti según lo declarado a Gestión?
Pues 4.200 patrulleros, sistemas de comunicación y tres helicópteros M17, aparte de 10.000 computadoras que “ya se están comprando”  sin que haya habido un proceso limpio, una licitación con todas las de la ley, un proceso según las normas del gasto público.
El ministro ignora que las compras sin licitación que se han hecho en periodos anteriores en que, como ahora, no había fiscalización y el Ministerio del interior estaba en manos de personal  de las fuerzas armadas, generaron  una corrupción gigantesca. El que abunde la plata, según el ministro Urresti y que se le autorice todo tipo de gasto, como lo hace Luis Miguel Castilla, me permite decir que estamos actuando con la misma lógica que la que destruyó el país en los años 90.
Todo esto es muy lamentable. Por un lado tenemos un ministro que, como Luis Miguel Castilla, exige planes y detalles a gremios que, como el Poder Judicial quieren más recursos, y por otro lado se los entrega sin que medie ningún tipo de exigencia al ministro del interior Daniel Urresti. A esto se le llama despilfarro y en un país pobre como el nuestro es un crimen, claro que todo esto se puede hacer cuando se tiene un gobierno que como el de Ollanta Humala no tiene, al frente,  una oposición.
Finalmente una nota anecdótica que demuestra el desorden en que se desenvuelve el ministro Urresti. En la misma entrevista donde dice que le abunda la plata para despilfarrarla dice que no puede gestionar una solución a la modalidad del 24x24 que agobia a los policías, es decir para el gasto irracional hay plata pero para resolver temas complejos, no hay. Esta actitud resume, en todo su esplendor, el manejo en piloto automático de este gobierno.

Juan Sheput

Artículo publicado en Exitosa Noticias

jueves, 7 de agosto de 2014

Nuevo Premier, viejo rollo. La ingenuidad como divisa.

Escrito por Juan Sheput.
Luis Alberto Sánchez tenía razón al señalar que el nuestro era un país adolescente. No llega a la madurez porque no aprende del error. Se repiten situaciones similares y aplicamos el mismo análisis, hacemos similares invocaciones y entregamos confianza ingenuamente. Ha sucedido una y otra vez durante las seis veces que en este gobierno se ha elegido a un Premier. Se ve de manera nítida con la actual presidenta del Consejo de Ministros Ana Jara.
La señora Ana Jara, demostrando poca creatividad ha negado, una vez más,  la posibilidad que Nadine Heredia sea candidata a la presidencia de la República. Lo hace con el mismo estilo y énfasis con que antes lo hicieron todos sus antecesores.
La novísima Premier anuncia una rueda de conversaciones con todas las fuerzas políticas, en busca del voto de confianza. Lo mismo hicieron todos los anteriores quiénes, una vez obtenido el voto de confianza,  se olvidaron de su política de diálogo con dirigentes y congresistas.
La recién elegida presidenta del Consejo de Ministros empieza con una política de transparencia, de apertura con la prensa, que no la diferencia en nada de todos aquellos que la antecedieron. Pasado un tiempo la transparencia se dejará de lado y la falta de respeto a la institucionalidad y el protagonismo excesivo de la primera dama volverán a aparecer, tal y como fue anteriormente.
El problema en realidad no es de la señora Ana Jara. Ella cumple su limitado papel. El problema es de los comentaristas, periodistas, políticos y empresarios que por sexta vez vuelven a confiar, vuelven a entregarse , a tal punto que al igual que cada cambio anterior, encuentran cualidades excepcionales en el nuevo premier al cual -una vez más- califican de valioso. Si no lo creen lean cualquier archivo periodístico y verán cómo los mismos que hoy alaban a Ana Jara antes señalaban las grandes cualidades de Salomón Lerner, Oscar Valdés, Juan Jiménez, César Villanueva y René Cornejo, los cinco antecesores que salieron de manera abrupta de la presidencia del Consejo de Ministros.
Sin embargo la historia se repite y no nos queremos dar cuenta. Lamentable situación.
Qué fácil es para un nuevo jefe de gobierno meterse al bolsillo a la oposición en el Perú. Basta con decir que Nadine Heredia no va a ser candidata. En paralelo seguimos con ministros cuestionados, no aparecen los amigos de la pareja presidencial en la clandestinidad, hay medios que destruyen imágenes con métodos montesinistas, el Congreso es controlado por el Ejecutivo y hay un gasto descontrolado en programas sociales que demuestran la existencia de una sospechosa política clientelista que a alguien tendrá que beneficiar.

miércoles, 6 de agosto de 2014

¿Interesa tener mayoría en el Congreso


La renuncia del congresista  Jaime Delgado parece no preocuparle al gobierno del presidente Humala. Y no es porque el congresista Delgado adolezca de cualidades profesionales o personales. La misma actitud tuvo el gobierno con los renunciantes de antes que, como recordarán, primero renunciaron en grupos de cuatro y seis respectivamente. Con el “sistema político” que tenemos, que cada vez nos da, en promedio,  un parlamento más deplorable, el número de conformantes de una bancada no es tan importante como aparenta.
La razón es sencilla. Para el oficialismo de turno es fácil construir mayorías virtuales. Me explico. Las mayorías en el Congreso crecen y se achican según las circunstancias. Si el gobierno quiere sacar adelante una votación, empieza el cabildeo individual, congresista por congresista, y logra que se apoye el proyecto que en ese momento está impulsando. Si el gobierno desea que no se instale una comisión o que no se cuestione a un ministro o que no se investigue a un allegado, pues el cabildeo individual, uno por uno, también se practica, logrando votos “en nombre de la gobernabilidad” o “de la confianza” o ausencias poco decorosas construidas sobre la base de licencias o viajes al exterior muy oportunos.
Es que para el gobierno, en un país donde no existe un sistema de partidos mucho menos programas o dirigencias sólidas e intelectualmente consistentes, el trato parlamentario no es con bancadas, mucho menos con partidos políticos sino con cada uno de los congresistas. En pocas palabras para el Ejecutivo en el Congreso hay individualidades y ellas se reducen a un número, el de los votos que necesitan para determinada circunstancia.
Fujimori, asesorado por Montesinos, se dio cuenta de esto. Con mayoría parlamentaria, literalmente, podía hacer lo que venga en gana. Redujo el parlamento a 120 personas para convertirlo en altamente manipulable.  Los congresistas se reunían en el SIN a recibir instrucciones que luego, sin proceso de reflexión alguna, llevaban a la práctica en el hemiciclo. Las cosas no han cambiado mucho en el transcurso de los años. Lo que antes era reunión en el SIN o bíper hoy es reunión en Palacio o wahtsapp, cambia el instrumento,  permanece la costumbre.
Por eso suena gracioso escuchar al señor presidente hablar de democracia interna o de impulsar una reforma política. Si realmente la quisiera la habría liderado, desde el primer día de gobierno, coherentemente con la imagen instalada en la ciudadanía de jurar invocando a la Constitución de 1979. Pero no. Como muchas otras cosas en el gobierno de Humala, fue tan sólo un engaño, peor aún un engaña muchachos en el cual cayeron y siguen cayendo políticos con varios años de oficio. No nos debe extrañar. La ingenuidad es un atributo de nuestra clase política y no es exclusiva del actual periodo. Si no lo creen pregúntenselo a Vladimiro Montesinos.


Juan Sheput
Artículo publicado en diario Exitosa Noticias

domingo, 3 de agosto de 2014

La rima de la historia, un ensayo de Margaret MacMillan sobre Primera Guerra Mundial

Estamos en el 2014. Se cumplen 100 años de la Gran Guerra, más conocida como la Primera Guerra Mundial y, sobre el particular, se están realizando una serie de eventos en todo el mundo. Hay algunos autores que señalan que en realidad en 1914 se inició una gran guerra que duró hasta 1945 con un interregno entre 1918 y 1939. Hay quienes señalan que en realidad hubo dos conflictos que involucraron a varios países de todos los continentes. La historia aún no tiene la distancia necesaria de los hechos como para sacar conclusiones cuando, como bien señala Margaret MacMillan, ni siquiera se ha podido determinar con exactitud cuál fue el origen de la guerra en 1914.
Sobre el particular tengo que señalar que, entre la constelación de textos que han salido conmemorando el primer centenario de la Primera Guerra Mundial, ha destacado uno, llamado  "1914 de la paz a la guerra" en donde la célebre historiadora canadiense pone énfasis en los caracteres de los personajes involucrados, en sus dramas y circunstancias personales, que tuvieron un papel decisivo en el desencadenamiento del sangriento conflicto mundial. He leído el libro de punta a punta y, en realidad, es un texto de primer nivel que me permito recomendar con entusiasmo.
En diciembre del 2013, la misma historiadora Margaret MacMillan, publicó en el Brookings Institute un célebre ensayo que hasta ahora sigue dando que hablar. Lo tituló, inspirado en una frase de Mark Twain "La rima de la historia" en el cual se explaya sobre el paralelo que existe en varios acontecimientos de la actualidad y lo que sucedió en los momentos previos al estallido de la guerra en 1914. No dudo que como consecuencia de este ensayo saldrá un nuevo libro.
Mark Twain decía que "la historia no siempre se repite, pero rima" y vaya que tiene razón. El estupendo ensayo que enlazamos a continuación así se lo demostrará. 
La rima de la historia por Margaret MacMillan

Igualmente un buen artículo aparecido en el periódico La Tercera de Chile sobre el mismo tema:
A 100 años de la I Guerra crecen paralelismos con el clima de conflicto actual



sábado, 2 de agosto de 2014

Encuesta UNI Julio 2014 IECOS

El Instituto de Estudios Económicos y Sociales de la Universidad Nacional de Ingeniería IECOS-UNI acaba de publicar su encuesta correspondiente a Julio. En ella hay en realidad datos muy interesantes que lamentablemente no son tomados en cuenta por la gran prensa. Por ejemplo, en lo relacionado a la Ley Universitaria, el 72% de los encuestados está de acuerdo con la creación de una Superintendencia Universitaria, que a través de su trabajo tenga que ver con la calidad de la educación superior.
En lo concerniente a las elecciones municipales nos indica que Luis Castañeda mantiene su posición de puntero, Susana Villarán a pesar de su despliegue publicitario y mediático sigue estancada en 12% y luego el crecimiento de Fernán Altuve que ya tiene un 4%. Salvador Heresi también tiene un interesante 8% que es potencialmente un indicador que puede modificarse conforme transcurra la campaña.

La encuesta completa la pueden leer aquí:

El problema es de credibilidad


El Problema es de credibilidad
Escrito por: Juan Sheput
No es primera vez que el mensaje presidencial despierta entusiasmo en diversos sectores, sabemos de la tradicional confianza que alienta nuestra esperanza tan lejana de la rigurosidad de otros países en que la confianza es consecuencia de trayectorias y hechos comprobados o de promesas cumplidas. Si nos ceñimos a las ofertas de anteriores mensajes, incumplidas por  cierto, deberíamos tener un poco de cuidado en relación a las expectativas que tenemos sobre el  reciente mensaje presidencial.
Hay un grave problema en la regionalización y descentralización en este mismo momento. Se ha congelado la transferencia de recursos a varios gobiernos regionales, es decir, en más de un lugar no hay fondos para ejecutar por la situación de corrupción que se viene investigando. Sin embargo hace un año el presidente Humala prometió en su mensaje  a la Nación, repensar dicho proceso, volverlo el eje de su gestión. Un año después, la regionalización está en crisis.
Lo mismo sucedió con la seguridad ciudadana o con la  economía. En el primer caso se ofrecieron 600 y 250 millones respectivamente en los mensajes del 2012 y 2013, para mejorar la infraestructura de comisarías y evitar la ola de delincuencia desatada. Sabemos de los resultados, seis ministros del interior en tres años. En cierta medida lo mismo sucede en la economía. Allí no ha habido cambio de ministro pero el deterioro de la misma es evidente. Luis Miguel Castilla continúa en el puesto fundamentalmente por una razón de amistad más que de capacidad.
De cara al bicentenario el presidente ha hecho sendas promesas en los sectores de  Educación y Salud. Por hechos concretos confiamos en la gestión que se pueda hacer en educación más no en salud. No hay posibilidad de llegar al Bicentenario de la Independencia en una situación de liderazgo continental si es que no hay una apuesta real por la educación. Este fue uno de los temas que mayor protagonismo tuvo en el último mensaje y esperamos se lleve a cabo. Podemos confiar en la capacidad de gestión del ministro de Educación Jaime Saavedra pero no, por antecedentes, en el apoyo político del presidente Humala y menos en la actitud del ministro de economía. Es pues, un problema de credibilidad.
Y lo que requerimos para los dos años que quedan es liderazgo y una clara recuperación de la institucionalidad. De lo último ya se ha hablado bastante. De lo primero es notoria la falta de liderazgo presidencial  que tiene en la ausencia de credibilidad una de sus causas.
Finalmente una reflexión. Hay que estar atentos  al evidente populismo disfrazado de programas sociales expresado en el mensaje. El populismo y  jefes militares de la promoción de Humala en cada una de las regiones militares del país es un cóctel explosivo para la democracia.

Juan Sheput
Artículo publicado en Exitosa Noticias

Institucionalidad, cuántos abusos se cometen en tu nombre

Institucionalidad, cuántos abusos se cometen en tu nombre 
Escrito por: Juan Sheput

En 1793, cuando se encontraba frente a la guillotina, Madame Roland pronunció las célebres palabras “¡Oh libertad, libertad, cuántos crímenes se cometen en tu nombre!”. Lo dijo pues ella misma era víctima del régimen del  Terror, en el cual, cuanta persona se opusiera o fuera sospechosa de atentar contra la libertad ciudadana era condenada por la asamblea de la revolución francesa a ser decapitada.
Juego con las palabras de la heroína revolucionaria para señalar cómo en nombre de una falsa institucionalidad se cometen una serie de abusos que, en forma injustificada, pretenden descalificar a las personas logrando así consolidar un lamentable régimen caudillista que sigue destruyendo nuestro conjunto de partidos.
El presidente Humala y algunos de su entorno cortesano han señalado que no le corresponde a la congresista Marisol Espinoza presidir el Congreso. No le corresponde porque generaría problemas  a la institucionalidad e impediría dar paso a otra congresista, Ana María Solórzano, elegida en el marco, también, de la institucionalidad. Está mal informado el presidente pues no es así, como tan ligeramente señala.
Si el presidente Humala en realidad apoyara a la “institucionalidad”, pues sería respetuoso de la decisión de su bancada de elegir a la congresista Marisol Espinoza como candidata a la presidencia del Congreso. Si durante el año de su gestión el presidente Humala tuviera que viajar, pues la señora Espinoza cedería su puesto a la primera vicepresidencia del Parlamento y no pasaría nada, en absoluto, pues para eso hay una Constitución y un conjunto de reglas de juego protocolares. No es como dice el presidente que la separación de poderes estaría en peligro. No es así. En el Perú hay un pleno consentimiento en que la democracia es el menos malo de los regímenes y por eso hay conciencia de aceptarla y protegerla.
Imposiciones y caprichos negados que van en contra de esa línea sí afectan a la institucionalidad y, por extensión a la gobernabilidad. De allí que la candidatura que él promueve, de la señora Solórzano,  haya generado una corriente contraria en su propia bancada. En ese sentido no existe posición contra dicha congresista en términos personales sino reconocimiento mayoritario que hay otros parlamentarios con capacidad de generar mayores consensos como los hechos vienen demostrando.
Igualmente si el presidente en verdad cree en  la institucionalidad debería entender que es necesaria una investigación profunda tanto a su expremier Cornejo como al entorno de funcionarios públicos que permanecen en el gobierno y que estarían involucrados en el caso Helios. La renuncia, en estos casos, no es suficiente.

Juan Sheput
Artículo publicado en Exitosa Noticias